Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Octubre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031     

Calendario Calendario

Back Ambient


La Ciudad (Descripción ambientativa)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La Ciudad (Descripción ambientativa)

Mensaje  Aisling A. Cherenkova el Dom Oct 11, 2015 1:19 am

Nota: La ciudad en la que centraremos nuestro juego no tendrá nombre, se llamará simplemente "La Ciudad". Será una ciudad genérica, virtualmente "infinita", osea, solo es un escenario ficticio, es NUESTRA ciudad, la ciudad donde vuestros personajes viven, punto.


La Ciudad



La ciudad se agita, solitaria, entre los fuertes vientos de la fría noche, los árboles aplauden entre las sombras, interrumpiendo el silencio que inunda las calles. El frío avanza enmudeciendo a su paso, mientras lejanos ladridos rompen con la inquietante calma, y devuelven algo de vida a la muerta oscuridad. Aun así, la quietud presente domina, ironiza inquietud, mientras la tenue bruma se alza y arremolina silente, bailando entre las oscuras formas que la noche regala, meciéndose como quien acuna a un niño pequeño… la ciudad duerme.



Es una ciudad grande, antigua, con mucho para contar, y mucho por vivir. Cada rincón, cada muro y ventana, revive recuerdos al más antiguo morador de esos parajes, e inspira emociones al más ajeno visitante, como si la ciudad hablara, narrando sus historias y vivencias, dejando siempre la inevitable sensación de que aun hay mucho que escuchar.

 

Su arquitectura gobierna solemne, con trabajadas alegorías medievales de inconfundible estilo gótico que hacen casi imposible no sentirse intranquilo, observado, acechado por la envolvente oscuridad. Las gárgolas vigilan en lo alto de las iglesias, antiguas y descuidadas se alzan entre las moradas mortales, como impunes catedrales olvidadas, rodeadas de un aura oscura, desafiante, imponiendo su dominio.

Los edificios céntricos se elevan perdiéndose en lo alto, consumidos por el negro abismo nocturno, posando así en su oscuro trono vigilan, nada escapa a su presencia mientras se alzan imponentes, amenazantes, honrando a sus largos años de edad, inspirando una cruda nostalgia melancólica, la sensación de una eternidad abismal de la que han sido testigos, inamovibles, siempre observando. Es triste.

 

Las sombrías calles yacen vacías, recorridas por una solitaria y silenciosa bruma, cual fantasma errante llorando sus penas. Mientras los caminos entrecruzados se enlazan en una vasta red de soledad, son transitadas por ocasionales transeúntes, inquietos y perturbados, desplazándose con paso rápido, parecen huir de algo, como perseguidos por su propia sombra. Sus facciones se muestran tensas, ocultas tras sus abrigos y tapados, protegiéndose del frío invierno y la húmeda neblina, demuestran cierta incomodidad, la preocupación resalta, como un mero pasó más hacia el miedo. Las intransitadas y oscuras calles de esta noche invernal hacen su trabajo, mientras la ciudad observa, silenciosa, atenta, como esperando que algún echo fuera de lo común coloree su gris existencia.

 

La poca actividad de la noche es característica de los días de semana Una vez oculto el sol, cuando las puertas se cierran y las luces se apagan, la ciudad adquiere la impresión de un oscuro panteón, carente de vida, solo habitado por criaturas merodeadoras, y extrañas sombras que se desplazan entre los árboles y callejones del profundo urbano. Quien sea que presencie tal cambio, notara como la marchita ciudad se hunde en su propio seno, murmurando incomprensibles, pero intrigantes augurios de soledad y penitencia. Mientras la luna despierta y roba suspiros temerosos de todo espectador. Aun así, muy diferente se torna llegado los sábados y domingos, cuando las calles se alborotan de gente. Jóvenes de juerga, parejas en citas y vagabundos pidiendo limosna. La ciudad se llena de movimiento, el aura siniestra de las calles nocturnas es reemplazada por un caos amistoso, agradable. Pero las apariencias suelen engañar, pues la inquietud cobija el corazón de las personas, que vigilan siempre sus espaldas. Aunque parezcan no preocuparse por las sombras que les rodean, el sentimiento de ser observado desde la oscuridad persiste… pues aun se esta en la ciudad, aun es de noche, y además… ya es lunes.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
Aisling A. Cherenkova
Admin Camarilla
Admin Camarilla

Femenino Mensajes : 162
Fecha de inscripción : 01/08/2015

Ver perfil de usuario http://juegodetinieblas.foroac.org

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.