Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Noviembre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930   

Calendario Calendario

Back Ambient


La práctica de la taumaturgia: Sendas y Rituales

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La práctica de la taumaturgia: Sendas y Rituales

Mensaje  Aisling A. Cherenkova el Miér Oct 21, 2015 9:47 pm

La práctica de la Taumaturgia: Sendas y Rituales


La Taumaturgia es la más versátil de todas las Disciplinas de un Vástago.
Mediante su ejercicio, los Tremere demuestran que son capaces de imitar o eclipsar a casi cualquier otra habilidad mejorada mediante la vitae. Son muchos los antiguos del clan que sostienen que la habilidad de la Taumaturgia es lo único que limita el potencial de la magia de la sangre. Creen que las posibilidades que ofrece la tradición al verdadero adepto resultan infinitas.

Al contrario que las demás Disciplinas de los Vástagos, la Taumaturgia toma dos caminos distintos, como son los rituales y las sendas. Muchos no Tremere encuentran la naturaleza dual de la Taumaturgia compleja, y son incapaces de entender por qué los Brujos eligieron dividir en dos la misma Disciplina en lugar de concentrar sus esfuerzos en una sola.

Podría parecer, al menos a los no iniciados, que a los taumaturgos les iría mejor si abandonasen los tediosos y complejos rituales del pasado y se centraran más en los inmediatos efectos de las Sendas. Con todo, el clan insiste en poner el mismo énfasis en cada método.

Lo cierto es que tanto unos como otras poseen sus puntos flacos y fuertes. Si la Taumaturgia estuviese limitada sólo a uno de los dos caminos, la Disciplina dejaría de ser tan versátil como es ahora. Concentrarse en un único aspecto puede aumentar su efectividad, pero la pérdida de universalidad equilibraría rápidamente la balanza.


SENDAS: El poder de la voluntad

Las Sendas representan el estado más puro de la magia de la sangre.
Dicho de forma sensilla, son el poder de la vitae canalizado a través del saber y la voluntad del magus, lo que le permite afectar la realidad de manera instantánea. Tal y como ocurre con cualquier otra Disciplina.

Al contrario que con los complejos rituales Herméticos, los efectos de las sendas están a la disposición del magus en cualquier momento, sin requerir apenas preparación (aparte de aprender a controlarlas, como ocurre con cualquier otro talento) ni ingredientes extraordinarios.
Además, sus efectos son inmediatos y su variedad raya en lo infinita. Aparentemente, las sendas se muestran como el más poderoso de los dos caminos posibles de Taumaturgia.

Ya que se eliminan los elementos rituales, el iniciado puede fácilmente confundir los efectos de una Senda con los de una habilidad innata del Vástago. La fuerza y la versatilidad de las sendas llevan a muchos magi a formular la teoría de que la Taumaturgia representa el potencial definitivo inherente a la vitae de un Vástago. A su vez sostienen que las demás Disciplinas no son sino débiles reflejos de la Taumaturgia, poco más que sendas especializadas y titubeantes desarrolladas por los demás clanes a lo largo de milenios de práctica y estudio.

He de decir que el mayor número de defensores de este punto de vista se encuentra entre las filas de los Brujos más jóvenes, aquellos que aún no han sobrepasado la condición de aprendiz.

Los antiguos Tremere apuntan que mientras las sendas son capaces de reproducir hasta cierto punto los efectos de otras Disciplinas, no debería confundirse el fin con los medios. Por ejemplo, dicen, el fuego, la electricidad y el ácido, todos ellos son capaces de inflijir quemaduras, si bien lo hacen de muy diferentes maneras.
Otras Disciplinas forman parte de la naturaleza del Vástago; en una Senda, el magus utiliza la vitae a modo de combustible para la magia de la sangre. Quizá la diferencia sea muy sutil, aunque significativa.

Al contrario que muchas otras Disciplinas, las sendas de la magia de la sangre consumen una cantidad de vitae para proporcionarle poder a la voluntad del mago. El si la magia drena la vitae directamente del cuerpo del magus, o si de hecho éste se abre la vena para exponer el fluido, varía según el Brujo en función del entrenamiento de cada practicante. Los que prefieren al último tipo son llamados a veces "cartas de sangre", y suelen portar una hoja pequeña o afilarse la uña del pulgar para poder derramar su propia vitae sin pérdida de tiempo.

Las Disciplinas de otros Vástagos se encuentran más próximas a ser manifestaciones de la potencia inherente contenida en la vitae. Sólo ocasionalmente gastan algo del líquido vital para resultar efectivas. Una senda, y la Taumaturgia en general, no es una habilidad innata como pueden serlo la fuerza física sobrehumana, la velocidad o incluso la percepción de la que hacen gala algunos Vástagos, sino un conjunto de habilidades que le permiten al mago entrenado hacer uso de su propia inmortalidad para alterar su entorno.

Esto explica a su vez las limitaciones de las Sendas. Mientras que las Disciplinas de otros Vástagos quedan definidas por la generación de su propietario, hasta el chiquillo de sangre más aguada puede llegar a aprender los más altos niveles de las Sendas.

Entre los Brujos, la opinión más aceptada es la de que las sendas representan el último refinamiento de la magia de la sangre. Combinan la voluntad pura y el puro poder sin depender de las construcciones propias del ritual Hermético. Así, representan un nuevo camino a seguir por los Vástagos, uno que ofrece posibilidades negadas por la progresión estática de las Disciplinas, posibilidades que podrían conducir a un nuevo nivel en la existencia de un Vástago.

A pesar de esta creencia, los mago con más experiencia emplean sendas sólo hasta cierto punto. Mientras que se puede crear una senda para obtener casi cualquier efecto, cada una de ellas se ve bastante restringida en su alcance. La Senda de la Sangre, el Poderío de Neptuno o incluso la Tecnomancia resultan muy efectivas en sus respectivos reinos, pero sirven más bien de poco fuera de ellos.

Lo que es más, como die antes, emplear una senda requiere que el mago de la sangre sacrifique una parte de su vitae. La cantidad es pequeña en la mayoría de los casos, equivalente por lo general a la misma cantidad necesaria para mantener al Vástago durante una noche. Esto puede parecer trivial, pero impone un límite cuantificable al poder de los hechizos. Ningún Vástago, y menos un mago de la sangre, puede permitirse el malgastar frívolamente su vitae.

De ahí que la mayoría de los Brujos utilicen rituales Herméticos para realizar muchas de sus actividades arcanas, dependiendo de las sendas con menos frecuencia.


RITUALES: El poder de la fórmula

Los rituales Herméticos son tediosos y exigen mucho tiempo si se los compara con los poderes de otros Vástagos.
Estos ritos arcaicos suelen exigir a quien los realiza que se haga con objetos oscuros, recite frases en lenguas muertas y lleve a cabo complicados movimientos a fin de surtir efecto.

Si el taumaturgo fracasa en seguir los dictados de sólo una de las imposiciones rituales, la magia se pierde y todo el esfuerzo habrá sino en vano. Los no iniciados a menudo se preguntan por qué los magos de la sangre pierden el tiempo y siguen estudiando estas fórmulas tan restrictivas o llegan tan lejos como para inventar alguna nueva.

Parte de la explicación se encuentra en la historia de la taumaturgia. El ritual de la magia de la sangre fue el primer aspecto de la Taumaturgia desarrollado por el Clan Tremere. Los practicantes originales estaban acostumbrados a las fórmulas intrincadas y a los rituales complejos; Tremere, Goratrix y los demás miembros fundadores habían pasado sus vidas mortales estudiando tales aplicaciones Herméticas. Era pues natural que conservaran su afinidad cuando sentaron las bases de la Disciplina.

Ya que los primeros Brujos buscaban un arma con la cual defenderse de Vástagos hostiles, indagaron en tomos hasta la fecha rechazados y escritos que habían evitado por blasfemos antes de su transformación. Desenterraron rituos empapados en sangre mucho tiempo olvidados y los reformaron de acorde a sus nuevas habilidades. Fue por aquel entonces que los magi desarrollaron las primeras defenzas contra Vástagos y ghouls para proteger sus santuarios; la Carne de Roce Ígneo y Despertar al Caer la Tarde parecen remontar sus orígenes a aquellas primeras noches. Al utilizar aquellos rituales primerizos, los Brujos burlaron los asaltos de sus enemigos hasta ser capaces de desarrollar otros modos de explotar el poder de la vitae.

No obstante, incluso después de que el clan comenzara a experimentar con las Sendas, los Brujos se aferraban a las antiguas formulas de los rituales. El Clan Tremere no es de los que continua con una actividad tan sólo porque "así es como ha sido siempre"; la velocidad con la que esquilmaron su propia filosofía y la combinaron con la magia de la sangre es una prueba fehaciente de aquello. No, el Clan sigue practicando la magia ritual porque, sencillamente, funciona.

Los rituales de la magia de la sangre precisan mucho más tiempo para que su efecto surta efecto que las sendas, pero suelen poner bajo menos presión a quien los realiza. Sólo muy rara vez le exigen al taumaturgo que ofrende una parte de su propia vitae, al contrario que las hablidades proporcionadas por las sendas, las cuales siempre lo hacen. Algunos de los rituales más complejos exigen el gasto de vitae, pero éstos casi siempre producen un efecto muy poderoso o duradero.

Los rituales también protegen al magus de una gran parte del riesgo asociado con las sendas. Un fallo acaecido durante la realización de un ritual rara vez tiene un efecto perjudicial sobre el mago, mientras que algunos magos de la sangre han hablado de una reducción en la determinación y la concentración tras el intento fallido de convocar la habilidad de una senda.
Aparentemente, ya que la voluntad del magus proporciona no sólo el ímpetu sino también el canal para el efecto de la senda, a veces puede llegar a mermar su propio espíritu. Esta pérdida es, a todos los efectos, permanente; más de un hechicero ha quedado reducido a un guiñapo indefenso tras acumular demasiados fracasos. Trabajar con la magia de la sangre exige tener una voluntad fuerte, con lo que este tipo de daño representa un riesgo considerable pra el magi.

La magia taumatúrgica que produce un rituales es a menudo más potente y tiene un efecto más duradero que el que crea una senda. Los mayores éxitos del Clan Tremere son resultado de la magia ritual. La restricción sobre los Assamitas, la creación de las Gárgolas y la propia transformación de los fundadores del clan de mortales a vástagos son ejemplos del poder potencial del ritual Hermético de la sangre.

Los nuevos rituales son mucho más fáciles de crear que las sendas, como evidenciaron los primeros practicantes de la Disciplina; los rituales de la magia de la sangre fueron la primera forma de Taumaturgia desarrollada por los Brujos. El Clan es capaz de inventar nuevos rituales rápida y efectivamente para servir a sus propósitos. Las fórmulas de la magia de la sangre permiten a un magus cuantificar y definir los efectos de su magia esbozando los pasos a seguir siguiendo un patrón. Mientras que cada paso de una senda se construye a partir del anterior, mediante la aplicación de principios y fórmulas Herméticas, un magus puede desarrollar un ritual nuevo de forma autónoma.

De forma similar, el único límite al poder de un ritual es el de la comprensión del mago de la sangre de los principios generales de la Taumaturgia. Un magus ha de aprender cada permutación de una senda por separado. Lor tiaules carecen de premisas más allá del conocimiento básico de las artes hechiceras de la sangre. Esto le permite al Magus elegir los efectos que quiere producir, en lugar de avanzar mediante la progresión de una senda, demasiado estática. Como resultado, muchos magi conocen muchos más rituales que sendas.

Aunque las sendas puede que representen el mayor potencial de la magia de la sangre, los rituales son por lo general más prácticos en su uso. Incluso los practicantes más innovadores y menos tradicionales del arte los emplean para multitud de tareas. Es de esperar que los rituales Herméticos seguirán formando parte importante de la Disciplina en el futuro.

_________________
avatar
Aisling A. Cherenkova
Admin Camarilla
Admin Camarilla

Femenino Mensajes : 162
Fecha de inscripción : 01/08/2015

Ver perfil de usuario http://juegodetinieblas.foroac.org

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.