Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Noviembre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930   

Calendario Calendario

Back Ambient


[5] Los Deberes de un Aprendiz

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[5] Los Deberes de un Aprendiz

Mensaje  Aisling A. Cherenkova el Lun Sep 28, 2015 10:21 am

Los Deberes de un Aprendiz Tremere



Sólo los neonatos más jóvenes de otros clanes son ajenos a los rumores de que los Brujos obligan a sus chiquillos a beber un brebaje alquimista que contiene, entre otros ingredientes, la sangre del Círculo Interno Tremere, durante su Abrazo.

Es cierto; todos los Tremere están un paso más cerca del vínculo de sangre con los líderes del Clan. Las obligaciones del aprendiz no terminan allí, tampoco; a cambio de la tutoría e instrucción de su maestro o Sire, el neonato contrae nuevas obligaciones y deberes.

A casi todos los efectos, el aprendiz se convierte en un instrumento al servicio de su Sire. Según los Brujos, la finalidad de esta etapa es la de instruir mejor al aprendiz tanto en las artes de la magia de la sangre como en las tradiciones del Clan. Lo cierto es que al maestro le estorba tanto la instrucción del aprendiz como que necesita ayuda para proseguir su propio trabajo y estudio.


Al comienzo del aprendizaje, al neonato se el encomiendan las tareas más fáciles, como preparar ingredientes rituales básicos. A menudo, pueden ser también bastante desagradables, como arrancar uñas de cadáveres con semanas de antiguedad o recoger gusanos de entre la carne podrida. Los Sires intentan añadirle algún tipo de propósito didáctico a estos encargos, incluso si no se trata más que de aprender a ser paciente y disciplinado.



Una vez el aprendiz domina los rudimentos de la magia de la sangre, el Sire comienza a aumentar de forma gradual el alcanze de sus tareas. El maestro puede confiar al aprendiz el recoger raros componentes para fórmulas o que colabore en rituales sensillos. A medida que progresa el nivel de las habilidades del neonato, el maestro puede encomendarle que lleve a cabo ciertos ritos por su cuenta. El Sire que tenga un aprendiz con algún talento especial, como facilidad para los idiomas o las matemáticas, puede pedirle que las ponga en práctica.

Con el tiempo, muchos Brujo reducen el número de tareas que les encargan a sus aprendices. Por lo general, el neonato que ha llegado hasta aquí suele pasar entre dos o tres horas por noche, o puede que dos noches a la semana, cumpliendo con sus obligaciones. Junto al tiempo que dedica a su formación y los deberes del Clan, el aprendiz suele disfrutar de dos o tres noches enteramente para él.

A finales del segundo año, más o menos, de aprendizaje, el Sire comienza a reducir el número de requisitos que espera de su chiquillo. Los aprendices verdaderamente dotados pueden llegar antes a este punto, aunque no es algo frecuente. Rara vez el maestro necesita a su aprendiz más de unas pocas horas a la semana o, como mucho, una noche a la semana. Esto se contraresta, sin embargo, conun recorte en las horas de tutoría del neonato; los Brujos suponen que los aprendices ya son capaces de avanzar con sus propios estudios bajo un mínimo de supervisión. Al estilo de la moderna "enseñanza superior", el aprendiz obtiene lo que dé de si mismo.

Los Brujos también esperan un servicio más profesional por parte de los aprendices de más edad. El maestro puede pedirle que ejecute rituales sensillos con regularidad, que ayude en la investigación o incluso que se haga de recipientes a fin de que el maestro pueda alimentarse sin perder la concentración en su trabajo. Cosa curiosa, pocos Brujos abusan de su relación maestro-aprendiz, probablemente porque el estudiante pronto será un Brujo de la sangre de pleno derecho y es fácil que le guarde rencor a un mentor represivo. Eso si... no se hagan buenas ilusiones sobre las buenas intenciones de ningún Brujo.



Durante su aprendizaje, todos los neonatos tienen ciertas obligaciones para con sus maestros. La costumbre dicta que éstos han de inculcar la actitud adecuada a los jóvenes Vástagos y enseñar a los aprendices cual es su lugar dentro de la estructura del clan. Aparte del entrenamiento, al aprendiz por debajo del Tercer Círculo de Misterio le está prohibido entablar converzación con un Brujo de categoría superior (a excepción hecha en caso de emergencia). Durante las convocatorias de la Capilla, se espera que el aprendiz obedesca los dictados de su mestro hasta llegar al Cuarto Círculo de Misterio. En cualquier rito que se precise sacrificar Vitae, el aprendiz debe ofrecer la suya voluntariamente. Esto último no es más que una formalidad destinada a enseñar a sacrificarse por el arte; pocos rituales pueden invocarse empleando vitae ajena, si bien el maestro puede pedirle a un aprendiz avanzado que ejecute el ritual por sí mismo.

Una vez el aprendiz ha alcanzado el Sexto Círculo de Misterio, incluso este último requisito deja de ser frecuente, pasando a incurrir en la falta más por inclusión que por omisión.
avatar
Aisling A. Cherenkova
Admin Camarilla
Admin Camarilla

Femenino Mensajes : 162
Fecha de inscripción : 01/08/2015

Ver perfil de usuario http://juegodetinieblas.foroac.org

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.